indice de drogas  

 
 

http://www.indicededrogas.com.ar/

 
 

 

 

 

 
 

Amikacina

 

 

INDICACIONES

Se usa en el tratamiento de infecciones óseas y articulaciones, infecciones en quemaduras, infecciones del sistema nervioso central (SNC), infecciones intra-abdominales incluyendo peritonitis, infecciones postoperacion (incluyendo cirugía postvascular), meningitis por Escherichia coli, meningitis por Pseudomonas aeruginosa, otitis media aguda, otitis media supurativa crónica, neumonía por pseudomonas, septicemia bacteriana, sinusitis, infecciones de la piel y tejidos blandos, infecciones bacterianas de las vías urinarias, ventriculitis producida por Pseudomonas spp., Escherichia coli. Proteus spp, (indol-positivas e indol-negativas), Providencia spp., Klebsiella spp., Enterobacter (Aerobacter) spp., Serratia spp. , Acinetobacter (mima-herellea) spp. y Staphylococcus spp.

No esta indicada en:

Estado inicial no complicado de infecciones urinarias a menos que los microorganismos causantes no sean susceptible a otro antibiótico menos tóxico.
Puede considerarse como terapia inicial en infecciones con sospecha de Gram-negativo, sospecha o confirmación de staphylococcos o en pacientes alérgicos a otros antibióticos, y en infecciones mixtas de staphylococcos/Gram-negativos. La terapia puede instituirse antes de obtener los resultados de susceptibilidad.
Es ineficaz en infecciones por organismos gram-negativos resistentes a gentamicina y / o tobramicina, particularmente Proteus rettgeri, Providencia stuartii, Serratia marcescens, y Pseudomonas aeruginosa.
En ciertas infecciones severas, como sepsis neonatal, puede indicarse concomitante con una penicilina debido a la posibilidad de infecciones por Gram-positivos como streptococo o pneumococco.

 

FARMACOCINÉTICA

Se absorbe escasamente a través del tracto gastrointestinal intacto después de su administración oral.

Tras su administración vía IM se absorbe total y rápidamente.

Se alcanza la concentracion sérica máxima de 0,25-0,5 hrs de infusión y 0,75-1,5 hrs vía IM. En pacientes con fiebre disminuye la concentración sérica.

Se distribuye principalmente en el líquido extracelular (LEC).

La concentración del líquido cefalorraquídeo (LCR) en lactantes normales son 10 - 20% de las concentraciones séricas y pueden alcanzar el 50% cuando las meninges se inflaman. También aparecen bajas concentraciones en tejido cardiaco auricular, líquido pericárdico, músculo, tejido adiposo y en el líquido intersticial; la redistribución inicial a tejidos es del 5-15 %; se acumula en las células de la corteza renal y en el líquido del oído interno; también atraviesa la placenta. Alcanza concentraciones importantes en el líquido amniótico. La concentración máxima sérico fetal (vida media 3,7 hrs) está sobre 16% de la concentración máximo sérico materna.

En orina alcanza altas concentraciones.

En el líquido sinovial alcanza concentraciones terapéuticas.

En las secreciones bronquiales, bilis, humor acuoso las concentraciones son bajas.

VolD 0,21 litros por Kg.

Su unión a proteínas varia de entre individuos 0-11%.

No se metaboliza.

Su tiempo de vida media (t1/2) en individuos con función renal normal es 2-2,5 hrs y 1-1,5 hrs en quemados, especialmente los mas jóvenes.

Su clereance sobre 100 ml/min y el valor renal de clereance es 94 ml/min en individuos con función renal normal.

Amikacina se excreta principalmente por destilación glomerular

NEONATOS

El t1/2 de 4 - 8 hrs se correlaciona inversamente con la edad de nacimiento y clereance renales de amikacina. La dosificación repetida cada 12 hrs no demuestra acumulación después de 5 días.

CONTRAINDICACIONES

     

  • Esta contraindicada en pacientes con historia de hipersensibilidad a amikacina.

     

     

  • Historia de hipersensibilidad o reacciones adversas serias a aminoglicósidos debido a la sensibilidad cruzada.

     

ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES

     

  • Puede ocasionar daño fetal cuando se usa en mujeres embarazadas.

     

     

  • Precaución en asmáticos por la reacción alérgica con síntomas anafilácticos debido al bisulfito presente en la formulación.

     

     

  • Es una droga potencialmente nefrotóxica y ototóxica, por lo que de debe observar al paciente cercanamente, pacientes con daño renal previo tienen mayor riesgo, no se ha establecido la seguridad en tratamientos de mas de 14 días.

     

     

  • Los pacientes que desarrollan daño coclear pueden no tener síntomas durante la terapia que los advierta de la toxicidad del octavo nervio, y puede ocurrir sordera bilateral irreversible total o parcial después que la droga ha sido discontinuado. La ototoxicidad inducida por aminoglicósidos normalmente es irreversible. Deterioro del octavo par craneal: los aminoglicósidos pueden producir toxicidad auditiva y vestibular.

     

     

  • Los aminoglicosidos son rápidamente y casi totalmente absorbidos tópicamente, excepto a la vesícula urinaria, en asociación con procedimientos quirúrgicos.

     

     

  • Precaución por Bloqueo Neuromuscular y parálisis respiratoria especialmente en pacientes que reciben anestésicos, o a pacientes que reciben agentes de bloqueo neuromuscular, tales como succinilcolina, tubocurarina, o decametonio, o en pacientes que reciben transfusiones masivas de sangre anticoagulada con citrato. Si ocurre el bloqueo neuromuscular, las sales de calcio pueden revertirlo.

     

     

  • Se ha demostrado alergia cruzada entre aminoglicósidos.

     

     

  • Los pacientes deben hidratarse bien durante el tratamiento Debido a las elevadas concentraciones de aminoglicósidos en la orina y en el aparato excretor, los pacientes deben estar bien hidratados para evitar o minimizar la irritación química de los túbulos renales.

     

     

  • El tratamiento con amikacina puede provocar el sobrecrecimiento de microorganismos no susceptibles.

     

     

  • Disminuyen la concentración plasmática: el aumento de la temperatura, un gran volumen LEC. Disminuyen la vida media: quemaduras severas (en quemaduras extensivas se recomienda ajustar la dosis basándose en la medición de las concentraciones plasmaticas), fiebre, anemia (usualmente no es necesario ajustar la dosis). La amikacina puede acumularse en plasma y tejidos, especialmente en los riñones.

     

     

  • En pacientes con deterioro renal marcado, hay una disminución en la concentración de la droga en la orina y en su penetración en el parénquima renal. Esta disminución en la excreción de la droga, junto con la potencial nefrotoxicidad, debe considerarse cuando se trata pacientes que tienen infecciones en el tracto urinario.

     

     

  • El clereance de creatinina endógena y el nivel plasmático de creatinina, tienen una alta correlación con la vida media de amikacina en el plasma

     

     

  • Cambios en la función renal y en el octavo par del nervio craneal, pueden no manifestarse hasta que la terapia se termine.

     

     

  • Las concentraciones deben controlarse para asegurar estar en un nivel adecuado y evitar caer en concentraciones potencialmente tóxicas. Evitar concentraciones plasmáticas máximas por tiempos prolongados sobre 12 mcg/ml y, antes de la próxima dosis sobre 2 mcg / ml en terapia de mantención;

     

     

  • Los factores que favorecen el riesgo de toxicidad: edad avanzada, concentraciones altas, el uso concomitante de medicamentos neurotóxicos o nefrotóxicos como bacitracina, cisplatino, anfotericina B cefaloridina, kanamicina, neomicina, polimixina B, colistina, paromomicina, estreptomicina, tobramicina, vancomicina y viomicina, deshidratacion, diuréticos potentes como ácido etacrínico o furosemida.

     

     

  • La función de riñón debe evaluarse antes de comenzar la terapia y diariamente durante el curso de tratamiento. Si aparecen signos o irritación renal (cilindros, células blancas o rojas o albúmina), aumentar la hidratación. Si ocurre otra evidencia de disfunción renal como disminución del clereance de creatinina; Disminución de la densidad específica de orina; incremento en el BUN, creatinina, o aumento en oliguria) reducir la dosis, o si hay una disminución progresiva en el rendimiento urinario, debe detenerse el tratamiento.

     

     

  • En pacientes con función renal normal y con buena hidratación, el riesgo de reacciones nefrotóxicas con amikacina es bajo si las recomendaciones de dosis no son excedidas.

     

     

  • Los pacientes ancianos pueden reducir la función renal que no puede ser evidente en las pruebas de rutina tal como BUN o creatinina séricas. Una determinación de clereance de creatinina puede ser más útil. La verificación de función renal durante el tratamiento con aminoglicósidos es particularmente importante.

     

     

  • Evaluar riesgo-beneficio en:

     

     

  • Botulismo en lactantes.

     

     

  • Miastenia gravis. Los aminoglicósidos deben usarse con cuidado en pacientes con desórdenes neuromusculares, ya que estas drogas pueden agravar la debilidad del músculo a causa de su potencial efecto tipo curare sobre la unión neuromuscular.

     

     

  • Parkinsonismo: los aminoglicósidos pueden producir bloqueo neuromuscular, dando lugar a aumento de la debilidad del músculo esquelético.

     

     

  • Deshidratación o Disfunción renal: posible aumento del riesgo de toxicidad debido a las elevadas concentraciones séricas.

     

embarazo

Clase D.

Cruza la placenta, la concentración serica máxima de amikacina en el feto tiene un valor medio de 16% de la concentracion sérica materna. Además, se puede concentrar en los riñones del feto.

LACTANCIA

No se sabe si se excreta en a la leche materna, sin embargo es una droga que se absorbe escasamente o nada en el tractogastrointestinal, por lo que a lo más produciría diarrea en el lactante.

Uso Pediátrico:

Los aminoglicosidos deben usarse con el cuidado en niños prematuros y neonatal debido a la inmadurez renal de estos pacientes y la prolongación de la vida media de estas drogas.

Se recomienda monitorizar al paciente mediante las siguientes pruebas:

     

  • Audiogramas

     

     

  • Determinaciones De La Función Renal,

     

     

  • Determinaciones De La Función Vestibular: se pueden necesitar antes, de forma periódica durante y después del tratamiento en pacientes con disfunción renal o deterioro del octavo par craneal preexistentes; es necesario realizar pruebas audiométricas dos veces a la semana o semanalmente para detectar la pérdida auditiva de alta frecuencia en pacientes lo suficientemente mayores para someterlos a estas pruebas y en pacientes sometidos a tratamiento con dosis elevadas o continuado durante más de 10 días, especialmente si la función renal es cambiante, puede necesitarse realizar determinaciones diarias de la función renal; para detectar la nefrotoxicidad y ayudar a evitar reacciones neurotóxicas graves, puede ser necesario realizar determinaciones de la función renal (En el anciano puede ser mas útil una determinación de clereance de creatinina que el BUN ó creatinina sérica, ya que su función renal podría estar reducida y no evidenciarse en los resultados de rutina); también puede necesitarse realizar pruebas audiométricas si se administran estos medicamentos secuencial o simultáneamente con otros antibacterianos Ototóxicos).

     

     

  • Los análisis de orina pueden ser necesarios antes del tratamiento y diariamente durante el mismo para la detección de albúmina, cilindros y células en la orina, así como la disminución de la densidad.

     

Si ocurre bloqueo, las sales de calcio pueden revertir estos fenómenos, pero la asistencia respiratoria mecánica puede ser necesaria. Debería monitorizarse estrechamente la actividad renal y el funcionamiento del octavo par craneal, especialmente en pacientes con deterioro renal conocido o sospecha en la iniciación de terapia y también en los pacientes cuya función renal es inicialmente normal pero que desarrollan las señales de disfunción renales durante la terapia. Concentraciones séricas de amikacina deberían controlarse cuando sea factible para asegurar niveles adecuados y para evitar niveles potencialmente tóxicos y prolongar concentraciones de pico arriba micrograms por ml. La orina debería examinarse buscando la disminucion de la densidad especíifica, aumento en la excreción de proteínas y la presencia de células o cilindros. El BUN, creatinina sericas, o clereance de creatinina debería medirse periódicamente. Los audiogramas consecutivos deberían obtenerse donde sea factible en pacientes viejos, pacientes de riesgo particularmente alto. La evidencia de ototoxicidad (vértigo, tinitus y la pérdida del sentido de audición) o nefrotoxicidad requiere interrupción de dosis o del ajuste de la droga.

Actividad Microbiológica

Gram-negativos: Amikacina es activa en vitro a especies Pseudomonas, Escherichia coli, especies Proteus de (indol positivo e indol negativo), especies de Providencia, Klebsiella - Enterobacter – especies de Serratia, especies Acinetobacter y Citrobacter freundii.

Varios microorganismos resistentes a otros aminoglicósidos (incluyendo gentamicina, tobramicina y kanamicina) son susceptible a amikacina en vitro.

Gram- positivo: Amikacina es activo en vitro contra Staphylococcus productores y no productores de penicilinasa, incluyendo cepas meticilina resistentes.

Los aminoglicósidos en general tienen una baja actividad contra otro organismos Grampositivos;Streptococcus pyogenes, enterococci y Streptococcus de neumonías (anteriormente Diplococcus de neumonías).

Amikacina es resistente a varias enzimas inactivantes que afectan a gentamicina, tobramicina y kanamicina.

Estudios en vitro han mostrado que Amikacina con un antibiótico beta-lactámico actúa en forma importante sinergicamente contra muchos Gram-negativos.

REACCIONES ADVERSAS

Requieren atención médica

Frecuentes:

Pérdida de audición, tinnitus, sensación de taponamiento en los oídos (ototoxicidad auditiva)

Hematuria, gran aumento o disminución en la frecuencia de la micción o en el volumen de orina, aumento de la sed, pérdida del apetito (nefrotoxicidad)

Torpeza, inestabilidad, mareos (ototoxicidad vestibular)

Náuseas, vómitos (ototoxicidad vestibular, nefrotoxicidad)

Entumecimiento, hormigueo, contracciones musculares, convulsiones (neurotoxicidad)

Raras:

Rash cutáneo, prurito, enrojecimiento, inflamación (hipersensibilidad)

Respiración dificultosa, somnolencia, debilidad (bloqueo neuromuscular, nefrotoxicidad).

Dolor en el sitio de inyección

Cefalea

Temblor

Parestesias

Neuritis periférica

Encefalopatía

Discrasias sanguíneas

Hipotensión

Taquicardia

Artralgia

Alteraciones hepáticas

Incremento transitorio de los niveles séricos de transaminasas y fosfatasa alcalina

Atrofia subcutánea, necrosis sugieren irritación local.

Indican posible ototoxicidad, toxicidad vestibular o nefrotoxicidad y requieren atención médica si se presentan y/o aumentan después de que se interrumpa la medicación

Pérdida de audición

hematuria

Torpeza o inestabilidad

Respiración dificultosa

Mareos

Somnolencia

Gran aumento o disminución de la frecuencia de micción o del volumen de orina

Aumento de la sed

Pérdida del apetito

Náuseas o vómitos

Tintineo, tinnitus o sensación de taponamiento en los oídos

Debilidad

Por vía intratecal: neuralgias, paraplejia, radiculitis, aracnoiditis.

Nefrotoxicidad:

Se considera indicadores de una toxicidad renal a la presencia en orina de cilindros, células o proteínas, el incremento de BUN, NPN, creatinina sérica u oliguria. La nefrotoxicidad se produce con mayor frecuencia en pacientes tratados por períodos prolongados o con dosis mayores a las recomendadas.

Neurotoxicidad:

Efectos adversos serios sobre ambos ramas de los octavos nervios craneales vestibular y auditivo, principalmente en pacientes con deterioro renal (especialmente si necesita diálisis) y en pacientes con dosis altas y/o terapia prolongada.

Los síntomas incluyen vértigo, ataxia, tinnitus y la pérdida de la audición, que puede ser irreversible. La pérdida de la audición inicialmente se manifiesta por la diminución de tonos altos agudos. Los otros factores que pueden aumentar el riesgo de toxicidad incluyen dosis excesivas, deshidratación, y exposición previa a otras drogas ototóxicas. Otras manifestaciones de neurotoxicidad pueden incluir entumecimiento, hormigueo en la piel, sacudidas musculares, y convulsiones. Bloqueo Neuromuscular: puede ocurrir parálisis muscular aguda y apnea.

La ototoxicidad inducida por aminoglicósidos es comúnmente irreversible.

La evidencia de ototoxicidad o nefrotoxicidad requieren la interrupción o ajuste de dosis de la droga.

Neuropatía periférica o encefalopatía, incluyen entumecimiento, piel estremeciendo, temblores, convulsiones y un síndrome tipo miastenia gravis.

Niños: El riesgo de reacciones tóxicas es bajo en neonatos, infantes y niños con función renal normal que no reciben amikacina sulfato pediátrico inyectable a dosis mayores o por períodos más largos de tiempo que los recomendados.

Toxicidad auditiva, vestibular y renal y bloqueo neuromuscular, ocurren más frecuentemente en pacientes con historia presente o pasada de deterioro renal, de tratamiento con otra droga ototóxica o nefrotóxica y en pacientes tratados por períodos mayores y/o con dosis más altas que lo recomendado.

Tratamiento de los efectos adversos y/o de la Sobredosis

Ya que no existe un antídoto específico, el tratamiento de la sobredosis de aminoglicósidos o de las reacciones tóxicas debe ser sintomático y de mantención. Se deben mantener las funciones respiratorias

y renal. La diálisis peritoneal o la hemodiálisis ayudan a eliminar los aminoglicósidos de la sangre principalmente en pacientes con disfunción renal. La utilidad de la peritoneodiálisis es considerablemente menor que la hemodiálisis. En el recién nacido, las transfusiones pueden también ser consideradas.

Cuando se administran simultáneamente dos o más aminoglicósidos se puede producir bloqueo neuromuscular, que da lugar a debilidad del músculo esquelético y a depresión o parálisis respiratoria (apnea) prolongadas. Para ayudar a revertir el bloqueo se pueden utilizar anticolinesterásicos o sales de calcio. También puede ser precisa la asistencia respiratoria mecánica. Cuando se administran simultánea o secuencialmente con otros antibacterianos ototóxicos se puede necesitar realizar determinaciones auditivas periódicas.

Alteracion en las pruebas de laboratorio:

Aumento de transaminasas séricas (SGOT, SGPT), LDH sérica, y bilirubina; disminucion sérica de calcio, magnesio, sodio, y potasio; anemia, leucopenia, granulocitopenia, agranulocitosis pasajera, eosinofilia, aumento y disminución del recuento de reticulocitos y trombocitopenia.

DOSIS Y ADMINISTRACION

Debido al estrecho indice terapéutico de los aminoglicósidos y a la gran variabilidad de los niveles séricos según el estado de la función renal y el volumen de distribución, éste ultimo a su vez influido por diversos factores tales como estado de hidratación, peso y temperatura del paciente, es que las dosis deben establecerse cuidadosamente en función del peso ideal (PCI) y siempre que sea posible deben realizarse determinaciones de las concentraciones plasmáticas de la amikacina.

Se deben controlar las concentraciones séricas, especialmente en los recién nacidos y en los ancianos, Incluso si no presentan disfunción renal y en pacientes con disfunción renal para asegurar las concentraciones adecuadas y evitar las concentraciones potencialmente tóxicas.

Las concentraciones terapéuticas se muestran en la tabla siguiente. Se debe evitar mantener durante un tiempo prolongado concentraciones superiores a las máximas o inferiores a las mínimas de la tabla.

 

 

Concentración terapéutica

Concentración máxima

Concentración mínima

15-25 (mcg/ml)

35 (mcg/ml)

5 (mcg/ml)

 

 

Información adicional sobre dosificación:

La dosis de mantención se puede calcular utilizando cualquiera de las fórmulas siguientes:

     

  • Intervalos de la dosis (h) para dosis habituales (7,5 mg/Kg)

     

= concentración sérica de creatinina del paciente (mg/100 ml) x 9

     

  • Dosis de mantenimiento (cada 12 horas)

     

= aclaramiento de creatinina del paciente (ml/mim) x 7.5mg/Kg

aclaramiento de Creatinina normal (ml/min)

Los pacientes quemados y algunos otros pueden necesitar una dosis de 5 a 7,5 mg por Kg de peso corporal a intervalos de cuatro a seis horas debido a que en estos pacientes la vida media es menor (entre 1 y 1,5 horas).

PARENTERAL

DOSIS USUAL ADULTOS:

Administración vía IM o infusión IV: 5 mg (base) por Kg de peso corporal cada ocho horas;

ó 7,5 mg/Kg/12 hrs, durante un período de 7-10 días

Infecciones bacterianas de las vías urinarias (no complicada Intramuscular o en infusión intravenosa, 250 mg (base) cada doce horas.

Después de la hemodiálisis se puede administrar una dosis suplementaria de 3 a 5 mg (base) de amikacina por Kg de peso corporal.

Prescripción usual limite para adultos:

Hasta 15 mg (base) por Kg de peso corporal al día, pero sin pasar de 1,5 g diarios durante mas de diez días.

Infecciones del tracto urinario no complicadas

Dosis de 250 mg dos veces al día ver (TABLA 1):

TABLA 1

Guía de Dosis: Adultos Y Niños Con Función Renal Normal

 

Peso Paciente (Kg)

D o s i s

7.5 mg / kg/12 H

5 mg/kg/8 H

45

337.5 mg

225 mg

50

375 mg

250 mg

55

412.5 mg

275 mg

60

450 mg

300 mg

65

487.5 mg

325 mg

70

525 mg

350 mg

75

562.6 mg

375 mg

80

600 mg

400 mg

85

637.5 mg

425 mg

90

675 mg

450 mg

95

712.5mg

475 mg

100

750 mg

500 mg

 

 

PEDIÁTRICAS:

Administración IM o en Infusión IV:

Neonatos:

Inicialmente, 10 mg (base) por Kg de peso corporal y después 7,5 mg por Kg de peso corporal cada doce horas.

Lactantes más mayores y niños: Ver Dosis para adultos.

Precauciones de la administración:

La administracion debe controlarse continuamente con niveles séricos, función renal, auditoria y vestibular.

Al nivel de dosis recomendado, infecciones no complicadas producidas por microorganismos sensibles a amikacina deberían responder en 24-48 hrs, si la respuesta clínica definitiva no ocurre dentro de 3 - 5 días, la terapia debería detenerse y se deberia re-chequear la sensibilidad del microorganismo al antibiotico. El fracaso de la terapia puede deberse a la resistencia del organismo o a la presencia de focos sépticos que requieren drenaje quirúrgico.

La función renal debe ser estimada por la medida de la concentración creatinina sérica o calculando clereance de creatinina.

El nitrógeno de urea en sangre (BUN) es mucho menos confiable para este fin. La reevaluación de función renal debería hacerse periódicamente durante la terapia.

Cuando sea posible, deben medirse las concentraciones séricas de amikacina para asegurar que no se obtengan niveles superiores a la concentración terapeutica máxima. Es deseable medir concentraciones máximas y mínimas intermitentemente durante la terapia. Las concentraciones máximas (30 a 90 minutos después de la inyección) alrededor de 35 mcg por ml y las concentraciones mínimas (justo previo a la próxima dosis) alrededor de 10 mcg por ml deberían evitarse. La dosis debería ajustarse como se indica.

ADMINISTRACIÓN INTRAMUSCULAR PARA PACIENTES CON DETERIORO EN LA FUNCIÓN RENAL:

Cuando sea posible, controlar por concentraciones séricas.

Las dosis pueden ajustarse en pacientes con la función renal deteriorada o por dosis normales administradoras a intervalos prolongados o por dosis reducidas administradoras a un intervalo fijo.

Ambos métodos se basan en clereance de creatinina o creatinina sérica, por su correlación con la vida media de la droga en estos pacientes. Estas planillas de dosis deben usarse conjuntamente con una cuidadosa clínica y exámenes de laboratorio y deben modificarse según necesidad. No debe usarse el método en diálisis.

Dosis Normal a Intervalos Prolongados: Si el clereance creatinina no esta disponible y la condición del paciente es estable, un intervalo de dosis en horas para la dosis normal puede ser calculado multiplicando la creatinina séricas del paciente por 9, p. ej., si la concentración sérica de creatinina es 2 mg/100 mL, la dosis única recomendada (7.5 mg/kg) debería administrarse cada 18 horas.

Dosis Reducida a Intervalos Fijos de Tiempo: En estos pacientes, debe medirse concentraciones séricas de Amikacina para asegurar la administración precisa y evitar concentraciones sobre 35 mcg/ml. Si las

determinaciones séricas no están disponibles y la condición del paciente es estable, la creatinina sérica y el clearance son indicadores fáciles y disponibles del grado del deterioro renal para usar como una guía para la dosis.

Primero iniciar la terapia con la administración de una dosis normal, 7.5 mg / kg, como dosis de carga. Esta dosis de carga es al igual que la normalmente recomendada la dosis que se calcularía para un paciente con la función renal normal como ya se describió arriba.

Para determinar el tamaño de las dosis de mantención administradas cada 12 horas, la dosis de carga debería reducirse en proporción a la reducción del clereance de creatinina del paciente. (en la TABLA 2):

Dosis de Mantenimiento, cada 12 hrs = [(CC observado en ml/min) × dosis de carga calculada, en mg

(CC normal en ml/min)]

(CC= el valor del clereance creatinina).

Una guía alternativa para dosis reducida cada 12 horas (para pacientes cuyo estado creatinina séricas constante no se conoce) es dividir la dosis normalmente recomendada por la creatinina sérica del paciente.

Administración Intravenosa

La dosis individual, la dosis diaria total y la dosis acumulativa total de Amikacina son idénticas a las dosis recomendadas para la administración intramuscular. La solución de uso intravenoso está lista agregando el contenido de un frasco ampolla de 500 mg a 100 ó 200 ml de diluyente estéril como solución salina normal glucosa al 5% . La solución se administra en adultos sobre 30-60 min. La dosis diaria total no debería exceder 15 mg/kg/día y puede dividirse en 2 ó 3 dosis en intervalos iguales.

Los niños deben recibir la infusion de 1 - 2 horas.

No debe mezclarse con otras drogas.

INTERACCIONES

Aminoglicósidos, dos o más simultáneamente, Capreomicina:

Se debe evitar el uso simultáneo y/o secuencial de dos o más arninoglicósidos por cualquier vía de administración o el uso simultáneo de aminoglicósidos y capreomicina, ya que puede aumentar el riesgo de ototoxicidad, nefrotoxicidad y de bloqueo neuromuscular; se puede producir pérdida de audición que puede progresar a sordera incluso después de que se interrumpa la medicación y puede ser reversible, pero generalmente es permanente; además, el uso simultáneo de dos o más aminoglicósidos puede dar lugar a la reducción de la captación de cada uno ya que compiten por el mismo mecanismo.

El bloqueo neuromuscular puede dar lugar a debilidad del músculo esquelético y a depresión o parálisis respiratoria (apnea); el tratamiento con anticolinesterásicos o con sales de calcio puede ayudar a evitar o revertir la actividad neuromuscular. No se recomienda el uso simultáneo tópico y sistémico de aminoglicósidos o fármacos relacionados, ya que frecuentemente se producen reacciones de hipersensibilidad.

Amfotencina B parenteral, Acido acetilsalicílico u otros salicilatos, Bacitracina parenteral, Bumetanida parenteral, Carmustina, Cefalotina, Cisplatino, Ciclosporina, Acido etacrínico parenteral, Furosemida parenteral, Paromomicina, Estreptozocina, Vancomicina:

El uso simultáneo y/o secuencial de estos medicamentos con aminoglicósidos por cualquier vía de administración puede aumentar la capacidad para producir ototoxicidad y/o nefrotoxicidad. Furosemida y acido etacrinico, vía intravenosa aumentan toxicidad de aminoglicósidos por alteración de la concentración del antibiótico el plasma y tejidos.

La vancomicina y los aminoglicósidos a menudo deben administrarse de forma simultánea en el tratamiento de la endocarditis producida por Streptococci y Corynebacteria, en el tratamiento de infecciones estafilocócicas resistentes o en pacientes alérgicos a la penicilina; la posibilidad de interacciones entre la vancomicina y los aminoglicósidos se reduce con el seguimiento adecuado del paciente; puede precisarse realizar determinaciones de la función renal, determinaciones séricas, reducciones de la dosificación y/o ajustes de los intervalos de las dosis o alternar los antibacterianos.

Anestésicos, hidrocarburos halogenados por inhalación, Transfusiones masivas de sangre citratada, Bloqueantes neuromusculares:

Si es necesario, el uso simultáneo de estos medicamentos con aminoglicósidos debe controlarse cuidadosamente, ya que puede potenciarse el bloqueo neuromuscular, dando lugar a una prolongada debilidad del músculo esquelético y depresión o parálisis respiratoria (apnea); se recomienda precaución cuando se usen simultáneamente durante la cirugía o en períodos postoperatorios, especialmente si existe la posibilidad de reversión incompleta del bloqueo neuromuscular postoperatorio.

Antihistamínicos, Fenotiazinas, Buclizina, Zuclopentixol, Ciclizina, Loxapina, Meclozina, Trimetobenzamida:

El uso concomitante de aminoglicósidos con estos medicamentos puede enmascarar los síntomas de ototoxícidad, tales como tinnitus, marcos o vértigo.

Antimiasténicos (neostimina, fisostigmina):

El uso simultáneo de medicamentos con acción bloqueante neuromuscular puede antagonizar el efecto de los antimiastéicos sobre el músculo esquelético; durante y después del uso concomitante puede necesitarse un ajuste temporal en la dosificación de los antimiasténicos para controlar los síntomas de miastenia gravis.

Etionamida:

El uso simultáneo de otros antituberculosos, tales como la estreptomicina, con la etionamida puede intensificar sus efectos secundarios.

Indometacina intravenosa:

Cuando se administran simultáneamente aminoglicósidos con indometacina intravenosa en los neonatos prematuros puede disminuirse el aclaramiento renal de los aminoglicósidos, produciéndose un aumento de las concentraciones plasmáticos, vidas medias de eliminación y del riesgo de toxicidad por aminoglicósidos; puede necesitarse realizar un ajuste en la dosificación de aminoglicósidos basándose en las medidas de las concentraciones plasmáticas y/o en la evidencia de toxicidad.

Aunque no se ha descrito, debe considerarse la posibilidad que la indometacina pueda también aumentar las concentraciones de aminoglicósidos en adultos y de que se puedan necesitar ajustes en la dosificación de los aminoglicósidos.

Malation:

Si se produce una absorción sistémica significativa de malation el uso simultáneo puede dar lugar a depresión respiratoria aditiva debido a la acción bloqueante neuromuscular de los aminoglicósidos y del malation.

Metoxiflurano, Polimixinas parenterales:

Se debe evitar el uso simultáneo y/o secuencial de estos medicamentos con los aminoglicósidos, ya que puede aumentar el riesgo de nefrotoxicidad y/o de bloqueo neuromuscular, que puede dar lugar a debilidad del músculo esquelético y a depresión o paralisis respiratoria; también se recomienda precaución cuando se utilicen simultáneamente durante la cirugía o en periodos postoperatorios.

Analgésicos opiáceos (narcóticos):

Los efectos depresores de la respiración de los medicamentos con actividad bloqueante neuromuscular pueden ser aditivos con los efectos depresores respiratorios a nivel central de analgésicos opiáceos, dando lugar posiblemente al aumento o a la prolongación de la depresión o paralisis respiratoria; se recomienda tener precaución y el seguimiento estricto del paciente.

INCOMPATIBILIDADES:

     

  • Las mezclas extemporáneas de antibióticos betalactámicos (penicilinas y cefalosporinas) y aminoglucósidos pueden dar Iugar a una substancial inactivación mutua. Si se administran simultáneamente, se debe hacer en sitios separados. No mezclarlos en la misma bolsa o botella para uso intravenoso.

     

     

  • La amikacina es incompatible con la amfotericina B, cefalotina sódica, nitrofurantoína sódica y tetraciclinas (en algunas soluciones).

     

     

  • Ya que también forma complejos con otros fármacos, no se recomiendan las mezclas extratemporáneas de sulfato de amikacina inyectable.

     

Preparación de la forma farmacéutica:

Para preparar la dilución inicial para uso intravenoso, añadir el contenido de cada vial de 500 a entre 100 y 200 ml de cloruro sódico inyectable al 0,9%. glucosa inyectable al 5% u otro diluyente adecuado. La solución resultante se debe administrar lentamente durante un periodo de 30 - 60 min para ayudar a evitar el bloqueo neuromuscular. Los niños pueden requerir un volumen de diluyente proporcionalmente menor.

Estabilidad

Las infusiones intravenosas de amikacina mantienen su actividad durante 24 horas a temperatura ambiente a concentraciones de 0,25 y 5 mg por ml en soluciones de glucosa inyectable, de glucosa y cloruro sódico inyectable, cloruro sódico inyectable 0,9%, de solución Ringer con lactato Inyectable u otras soluciones que contengan electrolitos.

Las soluciones pueden variar su color desde incoloro a pajizo suave o amarillo muy pálido. esta variación no afecta a su actividad. Desechar las soluciones oscuras.

 

 

 

 

Google

 

regresar a la página principal

 

 

 

 
 

 

 

 

 

Webmaster: Farm. Gustavo Di Iorio. mail: gustavodiiorio@yahoo.com.ar