indice de drogas  

 
 

http://www.indicededrogas.com.ar/

 
 

 

 

 

 
 

Prednisona

 

 

NDICACIONES

Prednisona se indica en tratamiento sintomático de procesos inflamatorios graves como las condiciones siguientes:

1. Desorden Endocrino:

Insuficiencia adrenocortical Primaria o secundaria (hidrocortisona o cortisona es la 1ª elección; puede usarse análogos sintéticos conjuntamente con mineralocorticoides; en la infancia la suplementación mineralocorticoide es de importancia particular). Hiperplasia suprarrenal congénita. Hipercalcemia asociada al cáncer. Tiroiditis no supurativa.

2. Desordenes Reumáticos: Como terapia adjunta para administración a corto plazo (pacientes con episodio agudo o exacerbación en:
Espondilitis anquilosante, artritis psoriática, artritis reumatoide (incluyendo artritis reumatoide juvenil casos selectos pueden requerir terapia de mantenimiento), artritis gotosa aguda, osteoartritis post-traumática, sinovitis de la osteoartritis.

 

 


Inflamación no reumática (tratamiento): bursitis aguda o subaguda, epicondilitis, tenosinovitis inespecífica aguda.
* enfermedad de deposito de pirofosfato de calcio aguda (pseudogota, condrocalcinosis, sinovitis inducida por cristales), polimialgia reumática, enfermedad de Reiter), fiebre reumática especialmente si existe carditis.

3. Enfermedades Colagénicas, durante una exacerbación o como terapia de mantención en casos selectos de:
Lupus eritematoso sistémico, dermatomiositis sistémica (polimiositis), carditis reumática (o no reumática) Aguda.
Arteritis de las células gigantes (temporal), enfermedad mixta del tejido conjuntivo, poliarteritis nodosa, policondritis recurrente, polimialgia reumática, vasculitis.

4. Enfermedades Dermatológicas:
dermatitis atópica, dermatitis de contacto, dermatitis exfoliativa, dermatitis herpetiforme bullosa, dermatitis seborreica severa, dermatosis inflamatoria severa, eritema multiforme severo (síndrome de Stevens-Johnson), micosis fungoides, pémfigo, psoriasis.
* eczema severo, pemfigoide.

5. Estados Alérgicos, control de condiciones alérgicas severas o inhabilitantes intratables a ensayos adecuados de tratamiento convencional:
Rinitis alérgica estacional o perenne severa, asma bronquial, dermatitis de contacto, dermatitis atípica, enfermedad del Suero, reacciones alérgicas inducidas por fármacos, reacciones anafilácticas y anafilactoides (tratamiento coadyuvante), angioedema (tratamiento coadyuvante), edema laríngeo agudo no infeccioso (tratamiento coadyuvante), reacciones urticariales debidas a transfusión (tratamiento).

6. Enfermedades Oftálmicas: severos procesos inflamatorios y alérgicos agudos y crónicos que involucran el ojo y sus anexos tal como:
Coriorretinitis, coroiditis posterior difusa, conjuntivitis alérgica (no controlada por vía tópica), herpes zoster, iridociclitis, queratitis no asociada a herpes simples o a infección fúngica, neuritis óptica, oftalmía simpática, uveiitis posterior difusa.

7. Enfermedades Respiratorias (tratamiento y profilaxis):
Asma bronquial, beriliosis, Síndrome de Loeffler (neumonitis eosinofilica o síndrome hipereosinofílico), neumonitis por aspiración, sarcoidosis sintomática, tuberculosis pulmonar diseminada o fulminante (tratamiento coadyuvante usada con una quimioterapia antituberculosa adecuada).
Bronquitis asmática aguda o crónica, edema pulmonar no cardiogénico (inducido por sensibilidad a protamina), hemangioma obstructor de las vías aéreas en niños, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, status astmaticus

8. Desordenes Hematológicos:
Anemia hemolítica Adquirida (autoimmune), anemia hipoplásica congénita (eritroide), anemia de la serie roja (eritroblastopenia), trombocitopenia secundaria en adultos, púrpura trombocitopénica idiopática en adultos,

9. Enfermedad Neoplásica (tratamiento coadyuvante):
Leucemia linfocitica aguda o crónica, linfoma Hodgkin o no Hodgkin.
Carcinoma de mama, carcinoma prostático, fiebre debida a procesos malignos, mieloma múltiple.

10. Estados Edematosos:
Para inducir una diuresis o remisión de proteinuria en el síndrome nefrótico, sin uremia, del tipo idiopático o que se debe a lupus eritematoso.

11. Enfermedades Gastrointestinales:
enfermedad intestinal inflamatoria, colitis ulcerativa, enteritis regional (enfermedad de Crohn).
Enfermedad celiaca severa.

12. Sistema Nervioso:
Exacerbación de esclerosis múltiple aguda, meningitis tuberculosa (tratamiento coadyuvante).
* miastenia gravis (tratamiento).

13. Diverso:
Rechazo de órganos trasplantados (profilaxis y tratamiento), triquinosis con implicación neurológica o miocárdica.

14. Neurotrauma:
Edema cerebral.

Otras

* Enfermedades orales (tratamiento):

*Gingivitis descamativa, estomatitis aftosa recurrente.

* Enfermedad hepática (tratamiento):

* Hepatitis alcohólica con encefalopatía, hepatitis crónica activa, hepatitis no alcohólica en mujeres, necrosis hepática subaguda.

* Náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia contra el cáncer (profilaxis)

* Pericarditis (tratamiento alivio de la inflamación y fiebre)

* Pólipos nasales (tratamiento)

* ¿se usa aquí bajo estas indicaciones?

MECANISMO DE ACCIÓN

Difunden a través de las membranas celulares y forman complejos con receptores citoplasmáticos específicos. Después estos complejos penetran en el núcleo de la célula, se unen al ADN (cromatina) y estimulan la transcripción del RNA mensajero y la posterior síntesis de varias enzimas que, se piensa, son las responsables e ultima instancia de dos tipos de efectos de los corticosteroides sistémicos. Sin embargo estos agentes pueden suprimir la transcripción del RNAm en algunas células (por ej. Linfocitos).

ACCIONES METABÓLICAS

 reducen la concentración plasmática de calcio por disminución de su absorción en el TGI y aumento de su excreción.

 estimulan el catabolismo proteico con resultado de la atrofia de los tejidos.

 Incrementan la glucosa en la sangre y la resistencia a la insulina.

 Aumentan la lipolisis con resultado de redistribución anormal de la grasa corporal.

 Disminución de la formación del hueso y aumentan su resorción, lo que en tratamientos crónicos ocasiona retraso del crecimiento en niños y adolescentes, y desarrollo de osteoporosis a cualquier edad.

CONTRAINDICACIONES

 Infección fúngica sistémica.

 Hipersensibilidad a algún componente.

En dosis farmacológicas (suprafisiológicas):

 Para inyección intra-articular

* previa a artroplastía articular

Sensibilidad de la articulación a infección; los glococorticoides aumentan más aún el riesgo.

 Trastornos de la coagulación sanguínea: riesgo de hemorragia intra y extraarticular.

 Fractura intra-articular: puede retrasarse la cicatrización.

 Antecedentes o presencia de infección periarticular: puede exacerbarse o reactivarse.

 Osteoporosis yuxta-articular no producida por artritis: puede exacerbarse.

 Articulación inestable.

* administración rectal:

 Presencia de fístulas y fisuras-importantes.

 ileocolostomía en el periodo postoperatorio inmediato o reciente.

 Infección abdominal incluyendo peritonitis y abscesos intestinales o rectales: puede exacerbarse.

 Obstrucción intestinal.

 Perforación intestinal

* al usar como profilaxis del síndrome de distress respiratorio (neonatal):

 Amnionitis.

 Parto inminente: la medicación requiere de 24 a 48 horas para producir el efecto.

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS

En las siguientes situaciones de debe evaluar la relación riesgo-beneficio:

 Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) o predisposición: aumenta el riesgo de infecciones incontrolables graves y/o de neoplasmas.

 Anastomosis intestinal reciente: especialmente para formas farmacéuticas de administración rectal.

 Cardiopatía o Insuficiencia cardiaca congestiva o Hipertensión o Disfunción o enfermedad renal severa: La retención de fluidos puede ser peligrosa, especialmente con corticosteroides de marcada actividad mineralocorticoide, esto es, cortisona, hidorcortisona, prednisolona y prednisona.

 Diabetes mellitus o predisposición a ella: puede exacerbarse o activarse.

 Colitis ulcerosa inespecífica con posible amenaza de perforación, abscesos u otras infecciones, o Diverticulitis o Esofagitis, gastritis, o úlcera péptica activa o latente: pueden enmascararse los síntomas de progresión o reactivación; puede producirse hemorragia y/o perforación de forma súbita.

 Infecciones fúngicas sistémicas: pueden exacerbarse y no se deben administrar dosis farmacológicas a menos que el paciente esté sometido a tratamiento antifúngico adecuado.

 Glaucoma de ángulo abierto: los glucocorticoides pueden aumentar la presión intraocular.

 Disfunción o enfermedad hepática: aumenta el riesgo de toxicidad producida por glucocorticoides, especialmente si existe hipoalbuminemia; existe la posibilidad de que se produzca una alteración en la conversión de cortisona o prednisona a sus metabolitos activos, aunque este efecto puede contrarrestarse por la disminución de la unión a proteínas o del aclaramiento y/o porque dicha conversión se realice en otros tejidos.

 Herpes simplex ocular: posible perforación de la córnea.

 Lesiones herpéticas orales

 Hiperlipemia: los glucocorticoides pueden aumentar más aún las concentraciones de ácidos grasos ylo colesterol.

 Hipertiroidismo: puede alterarse el efecto glucocorticoide debido a la aceleración del metabolismo; este efecto puede ser especialmente importante con dosis fisiológicas o dosis farmacológicas bajas.

 Hipoalbuminemia o enfermedades que predispongan a ella, incluyendo cirrosis hepática o síndrome nefrótico: aumenta el riesgo de toxicidad, ya que la disminución de la albúmina disponible para unirse a los glucocorticoides provoca un aumento de las concentraciones séricas del medicamento libre; se recomienda reducir la dosificación inicial.

 Hipotiroidismo: el efecto glucocorticoide puede potenciarse debido a la disminución del metabolismo.

 Infecciones virales o bacterianas no controladas, sistémicas o en el lugar de la inyección local: pueden exacerbarse; debe administrarse simultáneamente un tratamiento antimicrobiano adecuado.

 Miastenia gravis: inicialmente puede aumentar la debilidad muscular, dando lugar posiblemente a distress respiratorio; cuando se inicie el tratamiento con glucocorticoides debe hospitalizarse al paciente y debe existir la posibilidad de instaurar inmediatamente respiración asistida.

 Osteoporosis: puede exacerbarse.

 Disfunción renal ligera o moderada, o cálculos renales: puede exacerbarse la retención de líquidos; aumenta el riesgo de producción de edemas, especialmente con los agentes que tienen actividad mineralocorticoide, esto es, cortisona, hidrocortisona, prednisolona y prednisona.

 Lupus eritematoso sistémico (LES): aunque los glucocorticoides están indicados en el tratamiento del LES, se recomienda tener precaución debido al aumento del riesgo de necrosis aséptica.

 Historia de tuberculosis, activa, positiva a pruebas cutáneas o latente. Ésta puede exacerbarse o reactivarse por lo que se debe administrar simultáneamente quimioterapia antituberculosa adecuada o un tratamiento profiláctico.

 Es necesario tener precaución con el uso a largo plazo en los niños y adolescentes, debido al riesgo de inhibición del crecimiento, osteoporosis, necrosis aséptica de la cabeza del fémur y glaucoma; en los pacientes geriátricos, debido al aumento del riesgo de hipertensión, osteoporosis o ambas cosas; en las mujeres posmenopáusicas que son especialmente sensibles al desarrollo de osteoporosis; y en los pacientes sometidos a diálisis renal, debido al aumento del riesgo de necrosis aséptica.

 Al usar como profilaxis del distress respiratorio (neonatal), se debe tener precaución con

 Hemorragia uterina

 Enfermedad o infección febril especialmente tuberculosis materna, infección materna activa producida por herpes tipo II, Queratitis viral materna: ya que puede exacerbarse; si es esencial la administración de corticosteroides, debe administrarse simultáneamente un tratamiento antimicrobiano adecuado.

 Insuficiencia placentaria

 Ruptura prematura de la bolsa amniótica: aumenta el riesgo de infección materna; si esto ocurre, los corticosteroides deben administrarse inmediatamente, ya que el riesgo de infección aumenta con el tiempo.

 En pacientes con terapia corticoide que no presente una completa recuperación de la actividad del eje hipotalamo-hipofisis-adrenal y es sometido a stress, se debe incrementar la dosis del corticoide rápidamente antes, durante y después de la situación estresante (cirugía, trauma, infección).

 Los corticoides pueden enmascarar algunas señales de infección y pueden aparecer nuevas infecciones.

 Las infecciones con cualquier patógeno incluyendo: virus, bacterias, hongos, protozoos o helmintos, en cualquier ubicación del cuerpo, pueden asociarse con el uso de corticoides solo o en combinación con otro inmunosupresor que afecte la inmunidad celular, humoral ó neutrofílica:

 1 Estas infecciones normalmente son leves, pero pueden ser severas y a veces mortales. Con mayores dosis de corticoides, las complicaciones infecciosas se incrementan.

 El corticoide puede provocar disminución de la resistencia ó incapacidad de localizar la infección.

 El uso prolongado de corticoides puede producir cataratas subcapsulares posterior, glaucoma con posible daño al nervio óptico y pueden propiciar infecciones oculares secundarias debido a hongos o virus.

 Todos los corticoides aumentan la excreción de potasio.

 En una terapia de corticoides prolongada los pacientes deben recibir quimioprofilaxis. La varicela y el sarampión, pueden tener un curso mortal o mas serio en pacientes no inmunizados. Si el paciente se expone a varicela, puede indicarse profilaxis con inmunoglobulina varicela zoster (VZIG). Si se expone a sarampión, puede indicarse como profilaxis con inmunoglobulina (IG) intramuscular. Si se desarrolla la varicela, puede considerarse el tratamiento con antivirales.

 La inducción de insuficiencia adrenocortical, que puede minimizarse por la reducción gradual de la dosis, puede persistir por meses después de la interrupción de la terapia; por lo tanto, en cualquier situación de tensión que ocurra durante el período del tratamiento, la terapia hormonal debe ser re-instituida.

 Debe usarse cuidadosamente en pacientes con herpes ocular simple por la posible perforación de córnea.

 Se deben usar con precaución en pacientes con alteraciones psicóticas ya que pueden aparecer reacciones como: euforia, insomnio, inestabilidad anímica, cambios de personalidad y depresión severa, manifestaciones psicópatas campechanas. Si ya existe inestabilidad emocional o tendencias psicópatas, estas pueden ser agravadas.

 Hay informes de sarcoma de kaposi por terapia de corticoides, el que se revierte al dejar la terapia.

 Se recomienda monitorizar al paciente utilizando las siguientes pruebas:

 Determinación de la función del eje hipotalámico-hipofisario-adrenal HHA: puede necesitarse durante y después de la supresión del tratamiento con dosis elevadas o a largo plazo [superior a 3 semanas para detectar [o determinar el grado de] insuficiencia adrenal y evaluar la capacidad de respuesta del paciente al estrés; la completa recuperación de la función adrenal puede necesitar un periodo de hasta 1 año después del uso prolongado, especialmente con dosis elevadas; en algunos pacientes sometidos a tratamiento de éste tipo, la completa recuperación puede no llegar a producirse nunca.

 Concentraciones de glucosa en sangre o prueba de tolerancia a la glucosa o concentraciones de glucosa en orina: puede ser necesaria en pacientes que padezcan diabetes mellitus con predisposición a ella.

 Control del crecimiento y desarrollo: se recomienda realizarlas en los niños y adolescentes sometidos a tratamiento prolongado.

 Exámenes oftalmológicos: en los pacientes sometidos a tratamiento durante más de 6 semanas pueden necesitarse a intervalos periódicos, ya que el tratamiento crónico puede producir cataratas posteriores subcapsulares, especialemente en los niños; se puede producir aumento de la presión intraocular y glaucoma; y puede potenciarse la aparición de infecciones oculares.

 Determinaciones de los electrolitos séricos

 Pruebas para la detección de sangre oculta en heces: puede ser necesario realizarlas a intervalos periódicos

 Nodrizas o posibles madres: requiere que los beneficios posibles de la droga sean mayores a los peligros potenciales de la madre y embrión o feto. Los infantes que nacen de madres que han recibido dosis considerables de corticoides durante el embarazo, deben observarse por las señales de hipoadrenalismo. Dosis promedio y elevadas de hidrocortisona y cortisona, pueden causar un aumento de presión, retención de agua y sal, y aumentar la excreción de potasio. Estos efectos son menores al usar drogas sintéticas, salvo en dosis elevadas. Puede ser necesario el uso de potasio en la dieta y restricción de sal.

PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS ESPECIFÍCAS A PEDIATRÍA

  Se debe observar el crecimiento y desarrollo de infantes y niños en terapias prolongada con corticoides ya que estas drogas pueden retardar el crecimiento óseo. Altas dosis de glucocorticoides en niños puede causar pancreatitis que lleve a la destrucción del páncreas.

  Algunos niños han desarrollado un incremento en la presión intracraneal ( pseudotumor cerebral), el que se ha producido con más frecuencia luego de la reducción de la dosis o cambio en el corticoide administrado.

Embarazo.

Categoría: Clase b

Tiene un pequeño, si hay alguno, efecto sobre el desarrollo del feto. Ha sido utilizada exitosamente para prevenir el síndrome de distress respiratorio neonatal cuando se produce un parto prematuro entre la 28-36 semanas de gestación.

LACTANCIA

La exposición del lactante a la droga es mínima con dosis maternas de 20 mg una o 2 veces al día. A mayores dosis, se recomienda esperar al menos 4 hrs después de una dosis antes de amamantar.

Sin embargo con 80 mg/día, el lactante ingeriría menos del 0,1% de la dosis, la cual corresponde a menos del 10% de la producción endógena del infante.

En resumen, la prednisona es compatible con la lactancia.

FARMACOCINÉTICA

Disponibilidad oral: 80%+-11%
La duración de la supresión del eje hipotalámico es de 1,25-5 días con una dosis de 50 mg vía oral.
Vol. Distribución aparente: 0,97+-0,11 l/k.
Unión en proteínas plasmáticas: 75%+-2%.
La prednisona es rápidamente convertido en el hígado a prednisolona y luego a metabolitos inactivo tanto en el hígado como en los tejidos.
Excreción urinaria: 3%+-2%.
Clearance 3,6+-0.8 ml /min*kg.
Vida media: 3.6,+-0,4hrs

DOSIS Y ADMINISTRACIÓN

La dosis inicial puede variar desde 5 mg - 60 mg por día dependiendo de la de enfermedad tratada. La dosis inicial debería mantenerse o ajustarla hasta que se vea una respuesta satisfactoria. Si después de un período razonable de tiempo hay una carencia de respuesta clínica debería interrumpirse cambiar de terapia.
Los requerimientos de dosis son variables y deben personalizarse basándose en la enfermedad y la respuesta del paciente.
Al retirar la droga después de un largo periodo, disminuir la dosis en pequeños intervalo. Se debe revisar la dosis según: cambios en la condición clínica, características propias del paciente con la droga, exposición del paciente al stress, en esta situación puede ser necesario aumentar la dosis de prednisona por un período de tiempo de acuerdo a la condición del paciente.
La Esclerosis Múltiple.
En el tratamiento agudo las dosis diarias de prednisolona de 200 mg por una semana seguidas por 80 mg cada dos días por 1 mes. (el rango de dosis es el mismo para prednisona y prednisolona).

ADT (Terapia Alterna de Día)

ADT es un régimen de dosificación corticoidal en que la dosis diaria usual de corticoide duplicada se administra mañana por medio. El propósito de este modo de terapia está proveer el paciente tratamiento dosis con los efectos adversos mínimos, incluyendo supresión pituitaria - suprarrenal, estado Cushingoide, síndromes de abstinencia, y supresión de crecimiento en niños.

Se basa en :

a.- El efecto anti - inflamatorio o terapéutico del corticoide persiste más tiempo que su presencia física y sus efectos metabólicos, y,
b.- La administración del corticoide mañana alternada permite re-establecimiento de la actividad de día hipotalámica- pituitaria- suprarrenal, lo más normal posible.

Lo siguiente debe recordarse cuando se esta considerando la terapia alterna de día:

1) Indicaciones y principios básicos para terapia corticosteroide. Los beneficios de ADT no deberían fomentar el uso indiscriminado de esteroides.
2) ADT es una técnica terapéutica diseñada para pacientes que necesitan la terapia a largo plazo.
3) Puede ser posible iniciar tratamiento con ADT en enfermedades menos severas, las otras requerirán terapia de altas dosis diaria dividida. El nivel inicial de dosis supresor debe continuarse hasta la que respuesta clínica sea satisfactoria, comúnmente 4 a 10 días en el caso de muchas enfermedades alérgico y colagénicas. Es importante guardar el período de dosis supresiva. Luego que el control se ha establecido: (a) cambiar a ADT y entonces gradualmente se reduce la cantidad de corticoide determinada cada dos días o (b) se reduce la dosis diaria de corticoide al nivel efectivo bajo tan rápidamente como sea posible y entonces se cambia a una terapia de días alternos. Teóricamente, se prefiere la 1ª.
4) Pacientes que llevan mucho tiempo con corticoides, pueden tener un eje hipotalámico suprimido y no responda exitosamente al tratamiento alterno. Puede ser útil triplicar o cuadruplicar la dosificación diaria y esto administrarlo cada 2 días. Luego intentar reducir la dosis al mínimo.
5) No se recomienda el uso de betametasona y dexametasona en la terapia alterna, por su prolongado efecto supresor sobre la actividad suprarenal.
6) La máxima actividad de la corteza suprarrenal está entre 2 am y 8 am, y es mínima entre 4 pm y medianoche. El corticoide Exógeno suprime menos la actividad adrenocortical cuando la actividad es máxima (am).
7) En ADT es importante, como en todas las situaciones terapéuticas, personalizar y adaptar la terapia al paciente. El control completo de síntomas no será posible en todos los pacientes. Una explicación de los beneficios de ADT ayudará el paciente para comprender y tolerar las posibles exacerbaciones de los síntomas que pueden producirse en el día sin utilizar el esteroide. Si es necesario, se puede agregar otra terapia o aumentar esta.
8) En caso de una exacerbación aguda, puede ser necesario volver a una dosis diario superior. Una vez controlada, se establece nuevamente la terapia alterna de día.
9) Aunque muchos de que los aspectos indeseables de corticoides puedan ser minimizados por ADT, como en cualquier situación terapéutica, el médico debe pesar cuidadosamente la relación beneficio-riesgo para cada paciente.

REACCIONES ADVERSAS

Nota : Las dosis farmacológicas de glucocorticoides y el uso terapéutico crónico de corticotrofina disminuyen la resistencia a la infección:
el paciente puede estar predispuesto a infecciones bacterianas fúngicas, parasitarias y virales durante y en el período de tiempo posterior al tratamiento. Además se pueden enmascarar los síntomas de comienzo o de progresión de la infección, dificultando el diagnóstico y la valoración de la eficacia del tratamiento. Se ha descrito reactivación de tuberculosis latente.
La administración crónica de dosis fisiológicas de corticosteroides para el tratamiento de los estados de insuficiencia adrenal en muy raras ocasiones produce efectos adversos si la dosificación se ha ajustado de acuerdo a las necesidades de cada paciente en particular.
El riesgo de que se produzcan efectos secundarios adversos con dosis farmacológicas de glucocorticoides, generalmente aumenta con la duración del tratamiento o con la frecuencia de administración y, en menor grado, con la dosificación. Sin embargo, el aumento de la sensibilidad a la infección puede producirse con el uso a corto plazo de dosis elevadas (tratamiento " de choque"), así como con el uso más prolongado. Las perturbaciones psíquicas también pueden estar relacionadas con dosis, más que con la duración del tratamiento; después del comienzo del tratamiento, los síntomas pueden aparecer en un periodo de unos días a dos semanas y están normalmente asociados a dosis equivalentes a 40 mg o superiores de prednisona al día.
La administración local de glucocorticoides (vía rectal o inyección local) reduce, pero no elimina el riesgo de efectos sistémicos. El riesgo de que se produzcan efectos adversos tanto sistemicos como locales aumenta con la duración del tratamiento administrado por vía rectal y con la frecuencia de administración por vía inyección Iocal. Los efectos adversos de las inyecciones locales (además de los enumerados más adelante) pueden incluir reacciones alérgicas locales, lesiones a los tejidos articulares, formación de escaras, durezas, osteonecrosis, ruptura de tendones y, rara vez, infección. Además, en muy raras ocasiones se ha producido ceguera después de la inyección en las turbinas nasales, cuero cabelludo, y otros lugares de la cabeza o del cuello posiblemente debido a la entrada de cristales de corticosteroides en los vasos sanguíneos oculares.
La aparición y/o severidad de ciertos efectos adversos secundarios puede depender, al menos parcialmente, de factores de predisposición asociados al estado patológico tratado.
En raras ocasiones, los efectos eufóricos producidos los medicamentos y/o el miedo de los pacientes a la recurrencia o exacerbación de los síntomas en caso de que el tratamiento se interrumpa, puede dar lugar a dependencia psicológicas y adicción.

Requieren atención médica

Ocasionales:

Visión borrosa o disminuida (diabetes mellitus; cataratas).
Disminución del crecimiento en los niños y adolescentes micción frecuente o aumento de la sed (diabetes mellitus).
Hemorragia rectal, ampollas, escozor, prurito o dolor no presentes antes del tratamiento: con las formas farmacéuticas de administración rectal (irritación rectal; reacción alérgica local)

Raras:
Escozor, adormecimiento, dolor u hormigueo cerca del lugar de la inyección.
Alucinaciones o Depresión u otros cambios en el estado anímico o mental (perturbaciones psíquicas: pueden incluir obnubilación sensorial, delírium, ilusiones, desorientación, manía o episodios maníaco-depresivos, paranoia y psicosis; pueden producirse con mayor probabilidad en pacientes que padezcan enfermedades que predispongan a ello, tales como lupus eritematoso sistémico; la aparición de síntomas específicos puede estar influenciada por enfermedad mental preexistente).
Enrojecimiento. inflamación u otros signos de infección en el lugar de la inyección local.
Rash cutáneo o urticaria (reacción alérgica).
Con la administración IV rápida de altas dosis, esto es tratamiento " de choque".
Convulsiones.
Disminución repentina y severa de la presión arterial, Urticaria,
Sensación de falta de aíre, dificultad para respirar, opresión en el pecho o sibilancias: reacción alérgica: puede incluir angioedema, broncoespasmo y anafilaxia.
Aumento de la presión arterial latidos cardiacos irregulares o palpitaciones.
Sofoco en la cara o mejillas.

Requieren atención médica si se producen principalmente durante el uso a largo plazo:
Dolor o ardor abdominal o del estómago continuo (úlcera péptica; pancreatitis).
Distensión abdominal; esofagitis ulcerativa; aumentos en transaminasas y fosfatasa alcalina.
Acne u Otros problemas cutáneos.
Heces sanguinolentas o alquitranadas (hemorragia gastrointestinal: puede estar asociada a úlcera péptica o perforación intestinal.
Rostro redondeado, cara de luna (síndrome de Cushing).
Dolor en la cadera u hombro (necrosis avascular).
Aumento de la presión arterial.
Inflamación de los pies o parte inferior de las piernas.
Aumento de peso no habitual (retención de sodio y líquidos).
Latidos cardiacos irregulares.
Calambres o dolor muscular.
Debilidad o cansancio no habitual (pérdida de potasio).
Trastornos en la menstruación (desequilibrio endocrino).
Debilidad muscular (miopatia esteroide).
Nauseas o vómitos (irritación gastrointestinal; pancreatitis).
Dolor en la espalda, costillas, brazos o piernas: osteoporosis; fracturas óseas, incluyendo ruptura de tendón, particularmente del tendón de Aquiles, compresión vertebral fractura, necrosis aséptica de las cabezas femoral y humeral, y fractura patológica de huesos largos.
Formación de hoyos o depresiones en la piel en el lugar de la inyección: con inyecciones de depósito frecuentes.
Piel delgada y brillante (atrofia tisular cutánea o subcutánea).
Estrías rojizo purpúreas en los brazos, cara, piernas, tronco o ingles.
Hematomas no habituales.
Heridas que no cicatrizan.
Requieren atención médica solamente si persisten o son molestos.

Frecuente:
Falsa sensación de bienestar.
Aumento del apetito.
Indigestión.
Nerviosismo o inquietud.
Dificultad para dormir

Rara:
Oscurecimiento o aclaramiento del color de la piel: la hipopigmentación es más probable que aparezca en el lugar de la inyección local.
Mareos o sensación de mareo.
Sofoco en la cara o mejillas: puede aparecer después de la inyección intranasal y persistir por un periodo de 24 a 48 horas

Dolor de cabeza

Aumento del dolor articular: posteriormente a la inyección intraarticular; puede aparecer en unas horas después de la inyección y pérsistir hasta 48 horas

Hemorragias nasales: después de la inyección intranasal.

Crecimiento no habitual de pelo en el cuerpo y en la cara

Se producen principalmente después de la interrupción de la medicación, Indicando síndrome de supresión corticosteroide y necesidad de atención médica

Dolor abdominal o de espalda

Mareos o desmayos

Febrícula

Perdida prolongada de apetito

Dolor muscular o articular

Náuseas o vómitos

Recurrencia de los síntomas de la patología tratada

sensación de falta de aire

Dolores de cabeza inexplicables frecuentes o continuos

Debilidad o cansancio no habitual

Perdida de peso no habitual.

INTERACCIONES (idem betametasona)

 

Somatrofina

con el uso terapéutico crónico de corticotrofina o con dosis diarias [por metro cuadrado de superficie corporal] de corticotrofina superiores a las que se indican a continuación puede producirse una inhibición del crecimiento producido por somatotrofina:

Oral

Prednisona 2,5-3,75 mg

Se recomienda que durante el tratamiento con somatrofina no se sobrepasen estas dosis; si fueran necesarias dosis mayores, debe posponerse la administración somatrofina. Tampoco se recomienda el uso simultáneo con corticotrofina.

 

 

 

 

Google

 

regresar a la página principal

 

 

 

 
 

 

 

 

 

Webmaster: Farm. Gustavo Di Iorio. mail: gustavodiiorio@yahoo.com.ar